Sobre relaciones sentimentales: la vulnerabilidad

Como ya comenté en el primer capítulo sobre relaciones sentimentales, todo lo que escribo sobre este tema es mi opinión personal, en general, en base a mi propia experiencia y a la de muchas otras mujeres que se encuentran en el espectro del autismo. 
Hoy quiero hacer una pequeña reflexión sobre algo que me preocupa mucho: las situaciones de vulnerabilidad en las que nos podemos encontrar en la sociedad actual. 

Tras hablar con otras personas, no hace mucho, me hice una pregunta: 

Si me cuesta interpretar las propias emociones y  expresarlas; ¿Cómo voy a entender las de los demás y, por ende, sus intenciones? Ese día empecé a comprender muchas cosas. 

Seguí con mi reflexión y me di cuenta de que a esta dificultad suele, o puede, ir acompañada de impulsividad, transparencia y/o literalidad.
Resultado de todo esto: una bomba de relojería. PELIGRO.

¿Entiendo que a toda esta mezcla bomba de la que hablo, se la llama ingenuidad? Algo que se considera negativo por supuesta falta de madurez ¿Sí?  ¿Vivimos en una sociedad en la que ir con la verdad por delante, con transparencia, es algo negativo?  

Desde mi punto de vista, todo esto nos convierte en perfiles susceptibles de ser víctimas de acoso, abusos, malos tratos y otras situaciones peligrosas e invisibles en la mayoría de los casos. 
Además, si le añadimos esa necesidad de encajar y de querer agradar, de enmascarar, la relación tóxica está casi asegurada a lo largo de nuestra existencia. 

Así que, una vez más, me reafirmo en la necesidad e importancia de tener un diagnóstico cuanto antes mejor.

Para finalizar, y a modo de declaración de intenciones, os digo que:

En referencia a la primera parte, a la de las emociones, puedo aceptar que es algo que puedo y, quizás, debo aprender porque es imprescindible para la convivencia que tanto anhelo. 

Pero… ¿Lo segundo también debo aprenderlo? Tengo que aprender a decir y entender lo contrario de lo que realmente es, o a esconder lo que siento y/o pienso; y tengo que estar siempre alerta para interpretar cada palabra en sus posibles dobles sentidos…. ¿Eso es así?
Pues por mi parte digo que NO. Eso no me interesa ni creo que sea necesario. Esta parte se va con la máscara, aviso.

Relaciones sentimentales y vulnerabilidad