Vuelta a casa con shutdown incorporado.

Ayer volví a casa tras estar 10 días de viaje. Y, como suele pasar, yo ya tenía calculado el shutdown “habitual” al volver del viaje, sobre todo por el estrés que me genera viajar en avión.  

Quería hacer una mini crónica de mi viaje con todo lo que me ha pasado y creo que más que para una crónica, me daría para la primera temporada de una serie de Netflix.
En resumen diría que ha sido un cúmulo de imprevistos, responsabilidades añadidas, hiperempatía, miedo y mucha falta de anticipación. ¡Casi nada! 

Al llegar a casa, ayer, caí rendida.
Hoy he amanecido más o menos bien, pero según pasan las horas, voy notando esa resaca emocional (shutdown autista) que me va dejando sin fuerzas.
Me voy sintiendo cada minuto que pasa con menos fuerzas, más dolor de cabeza, muchas ganas de llorar pero sin lograrlo, irritabilidad, tristeza, poca tolerancia a cualquier ruido y/o voz, cero tolerancia al contacto físico, sin ganas de hablar… Lo único que me pide el cuerpo es acurrucarme como una bolita y desconectarme del mundo.  Estoy emocionalmente destrozada, agotada. En resumen: tengo un apagón o derrumbe sensorial.

Lamentablemente, por motivos ajenos a mí, hoy no puedo parar. Puedo reducir un poco la actividad y puedo posponer cosas pero tengo obligaciones que tengo que llevar a cabo sí o sí; y lo haré, por supuesto.
Por lo menos, tras el diagnóstico, he aprendido a reducir la actividad cuando detecto que se acerca un shutdown. ¡Eso es un gran avance!

IMPORTANTE

Esto no me convierte en una irresponsable y, ni mucho menos, en una mala madre; no nos confundamos. E igualmente tampoco me convierte en una vaga, como pensarían muchas personas si les dijera “hoy no tengo fuerzas para hacer nada”.
Simplemente cuento esto para intentar explicar que para hacer algo aparentemente sencillo, que un día en el que esté regulada podría hacer fácilmente, para mí hoy puede significar un  sobreesfuerzo muy grande.

¿Os dais cuenta de lo contradictorio que es esto?
El día que tengo menos reservas de energía es cuando necesito más energía para hacer cualquier cosa, por simple que parezca.
Por cierto, os recomiendo leer sobre la teoría de las cucharas

Perdonad si el texto es un poco caótico, o si hay faltas y errores varios… pero así es como estoy. 

Así que ahora desconecto y voy a ver si logro permitirme mi ratito para ir recuperando energía.

shutdown y autismo