La frustración

La frustración es una palabra que podría resumir bastante bien mi vida. 

¿Por qué? Pues por:
– No sentir interés por lo mismo que los demás
– No lograr ser como los demás
– No gustarme en ninguna de mis versiones
– No conseguir demostrar mis capacidades
– No saber expresar lo que siento. A veces ni siquiera entenderlo yo misma. 
– No poder tener unas emociones más estables. 
– No encontrar mi lugar en el mundo. 

¿Sigo? 

Podría seguir enumerando cosas que me han hecho sentir frustración, pero la que sin duda se lleva la palma es el eterno saber que era diferente y no conseguir saber en qué ni el porqué. Eso es  agotador. 

Así ha sido durante los primeros 40 años de mi vida 😉  pero no tengo ninguna duda de que esto va a mejorar. La frustración siempre estará, pero espero que en menor medida. 

#NoMásDiagnósticosTardíos

Frustración y autismo