De mamá a mamá

Hoy, Día de la Madre, tengo ganas de decirte que: 

  • No busques encajar en la normalidad. Abraza tu autenticidad, porque eres única e irrepetible. 
  • Quiérele como es y, con tu ejemplo, podrá sentirse libre de amar como sienta. 
  • Compartir tus miedos no te hace débil sino todo lo contrario. Hazlo y libera miedo para poder llegar donde te propongas. 
  • No te olvides de ti. Quiérete y no te sientas mal por reclamar tu espacio. Lo necesitas. Aunque muchas veces parezca imposible.   
  • Confía en ti. Lo estás haciendo muy bien y todo el esfuerzo valdrá la pena. Aunque parezca que los resultados no llegan nunca.  
  • Recuerda que “que no te abrace no significa que no te quiera”. Te quiere.
  • Aunque no te lo diga, sabe que estás aquí. Ahora y siempre. 
  • Disfruta de cada pequeña cosa y celébrala como si fuera lo más grande. Estas cosas son las que cambian el mundo, vuestro mundo. 
  • No hay una única manera de ser madre.

¡Gracias mamás!